LA EXPIACIÓN

*El sacrificio de Isaac, por parte de su padre Abraham.   pintura de Rembrandt 1.635*

LA EXPIACIÓN

Del sacrificio de los inocentes, a la corrección amorosa de nuestros errores.

Por: Oscar Gómez Díez

Significado de Expiar:

  1. tr. Borrar las culpas , purificarse de ellas por medio de algún sacrificio .
    (Diccionario de la lengua española RAE.)

En la tradición judía y luego en la católica, se cree que hemos ofendido a Dios, y que las experiencias dolorosas que experimentamos son un castigo Divino, pues se parte del presupuesto de que somos impuros y pecadores. A partir de ahí se considera que debemos hacer sacrificios y ofrendas para calmar la ira de Dios y obtener su benevolencia.

LOS TIPOS DE EXPIACIÓN:

La expiación tradicional se sustenta en la creencia de que un inocente pague por nuestras culpas. Este es un tema común de los pueblos antiguos, quienes realizaban sacrificios humanos, luego de animales y después sacrificios simbólicos. En la Biblia aparecen las tres formas de expiación.

  1. El pasaje de Abraham, quien intenta sacrificar a su hijo Isaac. (Génesis 22). Tema que fue muy representado en la iconografía medieval.
  2. A partir de Abraham se sacrifican animales, sobre todo corderos.
  3. La crucifixión de Jesús, se considera para el catolicismo que fue el gran sacrificio de expiación, de ahí que lo llamen «el cordero de Dios que quita los pecados del mundo» y se convierta en la principal representación en las misas diarias, en un ritual al que llaman eucaristía, que es un sacrificio simbólico, en la que el sacerdote come la carne y bebe la sangre de Jesús (el vino y la hostia), en una especie de canibalismo simbólico. Para el cristianismo y otras religiones, la expiación es el sacrificio de Jesús, el inocente que se sacrifica por nuestros pecados.

LA EXPIACIÓN COMO SUSTITUCIÓN:

En la tradición judía la expiación está descrita en varios libros de la Biblia, entre ellos en el Éxodo y Levíticos. La expiación se considera una sustitución, en la que un inocente paga por nuestros pecados. La persona, ”deberá poner las manos sobre la cabeza del animal, con lo que esté se convertirá en su sustituto. La muerte del animal será aceptada por el Señor. En lugar de quien lo ofrece como castigo por sus pecados.” (Levíticos. 1:4)

EL RITUAL DE LA EXPIACIÓN:

La Biblia detalla formas muy específicas de cómo realizar el ritual de la expiación, cuyos procedimientos incluyen desde cómo se construye el altar y como debe vestir el sacerdote (palabra que significa quien oficia el sacrificio), hasta cómo se realiza cada sacrificio. El pecador debe llevar el animal que el sacerdote le indique, siendo el cordero el que representa los pecados más graves (de ahí que a Jesús lo llamen «el cordero de Dios»). El animal es acostado en el mesón del altar y es degollado por el sacerdote. La sangre debe ser regada alrededor del altar. De ahí la creencia que la sangre de Jesús nos purifica. Posteriormente, el sacerdote extraerá las entrañas del animal (intestinos, riñones, grasa,) y junto con las patas procederá a lavarlas, y luego las quemará como última ofrenda, cuyo olor es grato al Señor” (Levíticos. 1:9) y se supone que finalizado el ritual, el pecador recibirá el perdón: ”De esta manera el sacerdote hará expiación por aquel hombre, y este recibirá el perdón” (Levíticos. 4:31)

Durante esas épocas los templos judíos eran una combinación entre matadero y plaza de mercado, los animales y demás elementos para el sacrificio se vendían en las puertas de los templos. En la tradición judía había múltiples sacrificios de expiación según los pecados cometidos, con distintos rituales para cada caso, que son descritos en la Biblia.

¿ERA EL MENSAJE DE JESÚS DE SACRIFICIO Y DOLOR?

Jesús desarrolla su misión hablándonos de amor, paz y perdón. Sana a los enfermos sin exigir el sacrificio de animales como expiación, ni el pago de diezmos, lo que lo hace muy popular, pero también lo convierte en el blanco de acusaciones de los sacerdotes judíos, que ven a Jesús como un peligro frente al poder y economía que venían ejerciendo durante siglos, por lo que deciden eliminarlo.

FUE JESÚS SACRIFICADO?

Ni técnica ni históricamente Jesús fue sacrificado para expiar nuestros pecados en el contexto de algún ritual religioso. Veamos por qué:

Jesús no fue sacrificado ritualmente por un sacerdote, no fue llevado ante un altar, nadie puso sus manos sobre su cabeza para que fuera un sustito de sus pecados, ni fue degollado, ni su sangre derramada alrededor de un altar, ni su cuerpo quemado como ofrenda a Dios. Simplemente fue ejecutado por los romanos a petición de los sacerdotes judíos que lo acusaban de hereje, y como los romanos no lo podían ejecutar como un hereje, (pues el judaísmo no era su religión) lo condenan como un rebelde, siendo la cruz el método de ejecución de los romanos para los que se sublevaran contra el imperio.

Los romanos no imponían su religión ni forma de gobierno a los pueblos que dominaban, de ahí que los judíos podían practicar su religión y tenían su rey. Básicamente a los romanos les interesaba que le pagaran los impuestos.

UNA INTERPRETACIÓN DISTORSIONADA:

La «expiación» de Jesús, como sacrificio para la salvación de la humanidad fue una interpretación que hicieron algunos de sus seguidores, que dan continuidad a la tradición judía de la expiación a través del sacrificio, y sobre este hecho sientan las bases de la teología de la iglesia católica, basada en el sacrificio y el dolor como método de salvación. A tal punto que la imagen más destacada en las diversas iglesias cristianas, es la de un Jesús colgado en la cruz, en la que el sacrificio y el dolor, parecen sustituir el amor, la paz y el perdón que Él quiso enseñarnos.

LA TEOLOGÍA DEL SACRIFICIO Y EL DOLOR:

Y para lavarse las manos, nos dicen que él se ofreció en sacrificio para el perdón de nuestros pecados, que Dios nos ofreció su Hijo para tal fin, como si el amor tuviese que destruir al amor para reconocerse a sí mismo.
Y para que parezcan libres de semejante interpretación, la proyectan sobre otros, por lo cual buscan quedar libres de toda culpa, aquel remordimiento que lacera nuestras conciencias. De esta forma se construyó una narrativa que distorsiona el mensaje original de Jesús, que busca abolir la culpa y sufrimiento a través del perdón, y así se fue gestando una teología basada en el sacrificio y el dolor.

El mensaje de Jesús siempre fue de amor, paz y perdón, no de sacrificio o dolor. Su enseñanza no fue la crucifixión sino la redención a través de su ejemplo de vida, enseñándonos que la liberación de las culpas, los resentimientos y los conflictos, son sanados a través del perdón de nuestros errores. Jesús trasciende el cuerpo y la muerte demostrándonos la inmortalidad del amor, enseñanza que perdura a lo largo de los siglos.

LA NUEVA INTERPRETACIÓN DE LA EXPIACIÓN:

Dos mil años después, a través de Un Curso de Milagros, Jesús reinterpreta el concepto tradicional de la expiación como sacrificio de un inocente para que pague por nuestras culpas, por un nuevo significado: como el principio de corrección de nuestros errores que son sanados a través del perdón. La Expiación se realiza a través del Espíritu Santo a quien le entregamos nuestras culpas para que sean deshechas.

Para diferenciar el concepto tradicional de expiación, por su reinterpretación, el nuevo término se escribirá con mayúscula, de tal manera, el principio de corrección y purificación de nuestros errores a través del perdón se escribe así: Expiación

Esta nueva interpretación de la Expiación excluye el sacrificio y el dolor, pues se parte que sólo el amor sana nuestra mente y lo hace de manera amable y compasiva. En este nuevo contexto, la Expiación es la luz que desvanece toda oscuridad, la verdad que deshace todo error, la paz que trasciende todo conflicto, sana todo sufrimiento y nos conduce al gozo eterno.

Oscar Gómez Díez

Página de inicio

Imagen:

El sacrificio de Isaac, por parte de su padre Abraham. pintura de Rembrandt 1.635

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s