EL  AMOR  Y  LA  BELLEZA  VAN DE LA MANO

EL  AMOR  Y  LA  BELLEZA  VAN DE  LA MANO

Todo lo que toca el amor se vuelve bello, adquiere la fragancia de lo divino, de lo perfecto. La delicadeza de una flor pareciera que no resistiera el paso del tiempo. Pero si la contemplamos ya no con los ojos del cuerpo sino con los ojos del corazón,  el tiempo ya no importa, pues tanto la belleza como el amor se han inmortalizado en nuestro espíritu eterno. Atrás queda todo juicio y toda condena que nos hacían pensar que las cosas son buenas o malas, bellas o feas, transitorias o permanentes. El perdón nos permite trascender la dualidad de los opuestos, y la ilusión del tiempo, sin juicios solo queda la eterna sonrisa del amor que impregna a toda la Existencia.

Aprendamos a observar todas las cosas y circunstancias desde la inocencia del amor, y descubriremos la belleza que subyace en todo, y cuyo  contenido se  inmortaliza en nuestros corazones. 

La verdadera belleza radica en el amor, así como el miedo, los juicios y las condenas nos impiden apreciarla.

Ofrece amor y estarás entregando lo mejor de ti, la belleza que reside en tu interior, que se reflejará en el mundo que sanará con la luz que irradias.

Es el instante  en que reconocemos que el amor y la belleza van de la mano, es el gozoso momento de quien se  contempla a sí mismo y termina contemplando a la totalidad del universo.

Oscar Gómez Díez
https://oscargomezdiez.com/

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s